19 abril 2007

Hembra, ¡No quiero acostarme contigo!

Pues sí, no quiero acostarme contigo y es que parece mentira pero todas las mujeres en cuanto que hablas con ellas creen que lo único que quieres es su órgano calentito. Debe ser que no se sienten capaces de ofrecer nada más a los hombres. Y cierto es que no negamos que nos gusten y mucho los órganos calentitos, pero si algo nos pone a tono es un buen tema de conversación, argumentada y sin cabreos irracionales provocados por cualquier gesto que suponga que haces.

Por ejemplo:

Tu estás tranquilamente en tu bar bailando como siempre [codo en la barra, cerveza en la otra mano, espalda sobre la barra y panza sobresaliendo hacia el centro del bar] al lado de tu colega de siempre [misma postura] hablando sobre las soluciones de energía limpia y renovable al problema energético al que se está enfrentando el planeta y que seguramente nos lleve a la última guerra que conozca el ser humano si algun virus - bacteria no lo remedia extinguiendo a la raza humana antes. Está claro que somos eminencias en el tema [logístico e informático]...

En esto que una bonita dama entra por la puerta del bar con una chula camiseta que reza "no más CO2, usa la bici" y tu piensas, qué de puta madre una opinión nueva para unir a la conversación de bar encargada de salvar a la raza humana y por su camiseta seguro que puede aportar innovadores ideas que apuntar en una servilleta. Te acercas a ella para proponerla que se una a la conversación, con una agradable sonrisa, y la sueltas "qué camiseta más chula, justo ahora mi colega y yo estabamos discutiendo sobre energías renovables", te apuntas?. En esto que la chica retrocede un poco y pone cara de "ya sabía yo que la camiseta me iba a traer algún baboso feo y pesado" y rápidamente te pone una cara de acelga que incluso con tu pedo eres capaz de distinguir como un "NO" paso de tu culo, feo de mierda que te intentas hacer pasar por interesante y lo único que quieres es montártelo conmigo en el servico del bar.

Así que te vas tan feliz con tu pedo a seguir arreglando el mundo con tu colega, le comentas que la zorra no debe tener nada intersante que aportar, y la conversación va derivando y derivando y derivando hacia la fusión fría controlada con electroimanes como la solución realmente efectiva al problema energético, en esto de que te das la vuelta tranquilamente a observar el panorama en lo que tu colega echa un meo y ves como "la ecologista mona" se lo está montando encima de la barra con el típico chulo puta gilipollas con un hyundai coupe y un tubarro únicamente adecuado para asar pollos que cada vez que lo arranca reduce un 1% la capa de ozono y que evidentemente solo usa los sábados sabadetes porque su curro de charcutero no le da para pagar más conbustible y compruebas como usa la camiseta del CO2 para limpiarse la punta del capullo.

En esto que te pides unos chupitos para celebrar que habéis encontrado la solución a los problemas energéticos del mundo, aunque no lo recordéis al día siguiente, y recuerdas lo mucho que quieres a tu novia a pesar de que no la guste ir de bares a ahumarse con el puto tabaco, a inflarse a cerveza y a discutir sobre el control de la fusión fría a través de electroimanes.

5 comentarios:

  1. Sip vivimos en una sociedad totalmente contradictoria.
    Eres un tio majo: no te comes un rosco.
    Te comportas como un hijodeputa redomado y te persiguen.
    Pero luego sueltan frases como “ya no hay buenos hombres o caballeros”… coño claro que no, pa que nos jodais la vida.
    Como cualquier otro de mi circulo de amistades podemos ser increíblemente caballerosos (abrir la puerta del restaurante, que previamente has elegido. Uno discreto con encanto, con una buena selección de vinos, el cual eliges por que para eso los hemos probado todos, ensalzas su peinado y tienes una conversación interesante y aguda, eres divertido y sarcástico al mismo tiempo… peeero en ese instante te conviertes en su mejor amigo. Bien. Cuando eres un cabron con pintas, no la llamas pasas de su culo, como mucho la llevas al Mcdonads que tienes un opel corsa tuneado [haaay que joderse] escuchas maquina a todo trapo y no sabes lo que es el desdorarte [será por eso] entonces es cuando te hacen caso)
    Y si, los tios de vez en cuando solo queremos charlar un rato y conocer a personas tal vez interesantes… y de paso a sus amigas.
    Fdo. La asociación de vinateros y libreros de España (tanta cultura pa no comerme un rosco… hay que joderse)

    ResponderEliminar
  2. Y yo ayer paseando por las Ramblas no sabía si escoger "Breve curso de catas de vino", "aprender a amar" de Erich Fromm (o algo así)y "Quien me ha robado mi Blakberry". ¿Cuál compré? Sigo siendo algo idiota y me compré el segundo, xq no tenía dinero para pillarme el primero, y me reservaba algunas monedas para el nuevo de la trilogía de las cruzadas(que será el cuarto), y me quedé con las ganas del último de Sergi Pàmies. Así que después de moverme en loor de multitudes, alabar los efectos del sol primaveral en la ropa de las chicas, y regalar un para de rosas a unas amigas, otra a mi madre y 4 en el trabajo (4,5 euros la rosa) me dirigí junto con algunos tocayos y otros y otras que no lo son, a rematar el día cenando e intentando poner enpráctica el curso de catas de vino que no compré.

    Pues eso ... lo bien que lo pasamos hablando, charlando, cenando y catando.

    ResponderEliminar
  3. Orlando Furioso1:45 p. m.

    Muy buen relato, aparte de lo que tiene de cierto, detecto visos literarios y eso siempre es de agradecer.

    ResponderEliminar
  4. Literario?

    Joe desde que pongo acentos parece que va mejorando mi escritura.

    jeje

    ResponderEliminar
  5. Tranqui Incendior, creo que Orlando Furioso hace mención ha cierto poema en el que alguien hablaba del aliento avinagrado del físico que renunció a la relatividad y de la explicación del universo perdida en el escote de una moza.
    Si es así dilo, al menos podre echar la culpa de muchas cosas a mi memoria

    ResponderEliminar