17 agosto 2007

Rollo alternativo

Estos últimos días y gracias al Europeo U18 que se ha celebrado en Madrid me he juntado con unos cuantos amigos unidos por el baloncesto y como no, hemos salido en "plan alternativo".

Yo que soy de cambiar poco y de frecuentar siempre los mismos bares me picaba la curiosidad que era eso de alternativo. Y la verdad que como alternativo en el sentido literal de la palabra RAE pues me ha sorprendido un poco.

Esto me ha hecho pensar que quizás sea una palabra que usamos demasiado. Si hay movida alternativa por Madrid que conlleva bares llenos hasta la bandera pues deja de ser "algo que se contrapone a lo oficialmente aceptado" porque lo acepta demasiada gente como para ser "alternativo". Yendo hacia atrás en nuestra historia reciente todos sabemos que el paradigma de alternativo fue la "movida madrileña" pero si lo analizamos, todo el mundo salía de copas por la zona de la movida y todo el mundo se apuntaba a ella, entonces, ¿era algo alternativo? pero si lo hacia todo el mundo. Quizás en su momento lo alternativo era irse a tomar pirulas a sitios con música tecno o a escuchar pachangueo. ¿No? Para ser alternativo debe ser algo no popular.

Además lo que más gracia me hace de todo es movimiento alternativo es la pasta que vale cualquier cosa dentro de ese mundillo. ¿Es alternativo cobrar 5€ por una cerveza? coño, lo alternativo sería cobrar 1.5€, eso sí que estaría fuera de la norma. Así como la ropa, que aunque no es de mi estilo, es carísima, coño si ahora va a resultar que para ser alternativo hay que estar forrao. Aunque si bien es cierto, estar forrao sí que se sale de la norma socialmente aceptada.

Quizás la clave esté ahí, en que el plan "alternativo" es que papi esté forrao, me regale un montón de pasta, un buen coche y que YO por dármelas de superindependiente pues coja todo eso pero vista en plan "raro" para demostrar que soy una persona propia, pero eso sí, sin soltar la cartera del papi.

De todas formas, he de reconocer que prefiero ir en plan anternativo que no hacerlo, porque cuando cambiamos de bares (en busca de hembras) eran aún más caros y la música era mucho peor. Eso sí, estaba lleno de niñas monas semidesnudas que además a simple vista se podía observar sus problemas para permanecer con las piernas cerradas pues se liaban rápidamente con el primer chulo-puta que les decía cuatro chorradas.

Ya sabéis que me encanta observar y como yo no quería esquiar en seco fue a lo que me dediqué.

1 comentario:

  1. Anónimo8:22 p. m.

    Si os gusta el baloncesto pasaros por este juego. Os vais a viciar

    www.cyberdunk.com?ref=81010

    ResponderEliminar