04 diciembre 2007

Las mutaciones de las mujeres

Sí, dentro del ánimo docente de nuestro blog por fin vamos a explicar a la audiencia las mutaciones que sufren las mujeres desde que nacen hasta que mueren, porque tienen muchas mutaciones, quizás demasiadas.

Época pre - regla
Las niñas cuando nacen son casi chicos pero sin colita, pasan muchos años con comportamientos normales para los humanoides que son. Juegan, ríen, sonríen, no les da asco las cosas, no las importa mancharse y no necesitan 30' para arreglarse antes de bajar a por el pan.

Son encantadoras, niñas que son casi niños y con las que se puede mantener una relación normal, sin miedo a que "hagan cosas raras", se puede jugar con bichos, quitarle las alas a una mosca como trabajo de equipo o cazar arañas.

Es cierto que el ambiente hace hace que algunas de las niñas que están en época pre-regla se vean contaminadas por otras hembras y las destrocen la época más bonita que tienen, pero si se controla la contaminación ambiental podemos tener hembritas realmente encantadoras.

Para un macho es una gozada tratar con las hembras en época pre-regla, son simpáticas, agradables, claras y no están pensando constantemente en como "hacértela pagar", simplemente viven y disfrutan del día a día.

Es una edad realmente buena de nuestra féminas, lo malo empieza ahora.

Llegada de la regla
Es casi la peor época de la vida de las hembras, su mutación es francamente fuerte y desagradable.

Lo primero es que empiezan a sangrar unos 5 días al mes y como dicen en Sourth Park no hay que fiarse de un bicho que sangra durante 5 días y no se muere.

Y lo demás es que se convierten en:
- Frías y calculadoras.
- Crueles.
- Vengativas.
- Aleatorias.
- Incongruentes, hipócritas e incoherentes.
- Desconcertantes.
- Atractivas.

A partir de ese momento viven por y para maltratar a los hombres. Toda relación con el sexo opuesto se convierte en un análisis del rival, en una grabación de todos los movimientos y en un constante pensamiento de "me las vas a pagar todas y cada una", hagas lo que hagas, la hembra con regla siempre tendrá algo que reprocharte. Ya puedes ser el mejor compañero del mundo, amable, cariñoso, gentil y atento que te reprochará que eres simple o directamente te dejará bien claro que prefiere al gilipollas de turno que la maltrata, pero es que le "quiere". O todavía peor, lo mismo deciden que se han hecho amigas tuyas y que eres la persona ideal para contarte lo mal que la trata el gilipollas al que se tira y lo bien que la tratas tu, lo agusto que está contigo y lo mal que está con el otro, pero que prefiere cepillarse al "otro".

Que claro, el pobre y simple macho piensa "qué he hecho mal?". Ella dice que quiere un chico que la mime y la trate bien (es decir, yo), que no le importa que no sea muy guapo (es decir, yo) pero sobre todo que sea sensible (es decir, yo), pero luego la tía se cepilla al gilipollas de turno que la trata mal, pasa de ella y se puede decir que la maltrata psicológicamente, y encima la tía me lo cuenta a mi.

Es seguramente la peor época de las hembras humanas.

Además han dejado de ser niñas majas, sonrientes y amables con las que se puede jugar a tocar bichos, a correr y saltar o simplemente a pelearse como hacen las niñas, los niños y los chicos de la edad de las chicas pos-regla.

Han pasado a ser chicas monas y atractivas, pero desagradables, quejicas y "asquerosillas" a las que les da asco cazar arañas, ver cucarachas y que además necesitan al menos 30' para arreglarse antes de ir a por el pan.

Sinceramente, los machos salen perdiendo con este cambio a pesar del interés sexual que despierta en éstos.

Primer parto
Esta época también es bastante desagradable. A todos los problemas que conlleva la época de la regla (dado que todavía la siguen teniendo) se une todo aquello que enseñan en la academia de madres. Sí machos, sí, las mujeres no van a prepararse para el parto, eso es mentira, lo que van es a una academia secreta que las enseña la crueldad de ser madres.

Todo empieza cuando el humanoide es pequeño y buen día deciden que dejes de beber leche caltentita de la madre a beber un biberon asqueroso que a veces quema, a veces está frío y las menos está a su temperatura.

Todo va a peor según te vas haciendo mayor hasta que un buen día descubres que la hembra que dice ser tu madre ni siquiera te escucha. Que hace lo que la da la gana hagas lo que hagas y que jamás podrás salirte con la tuya. Es como "no quiero más comida" y tu madre sigue con el cazo llenando el plato, "no quiero levantarme" y tu madre enciende la luz, abre las ventanas y te tira una jarra de agua en tu cabeza. "Mama no quiero casarme" y antes de que acabes la frase tu madre está probándote el traje. En fin, una época bastante mala si eres hijo.

Pero es peor si eres pareja, porque ahora además de todo lo anterior pasan a ser chantajistas totales y morales, pasan a maltratarnos psicológicamente todos los días y como te descuides te casa con alguna amiga suya en un despiste creyéndose que eres su hijo.

Su hobby pasa a ser putear al marido/pareja, es como, te tengo que hacer pagar el dolor que he sufrido en el parto porque un mal día me hiciste un hijo, pero además lo vas a ir sufriendo poco a poco en tu vida. Joder, el parto no tiene que ser tan malo y menos ahora con la epidural.

En fin, una época horrible de las crueles mujeres. Lo único bueno es que tras sacar al humanoide de su vientre pasan directamente a dejar de tener asco a los bichos, pisan cucarachas sin ningún problema y las barren con el cepillo, al menos algo positivo tenía que tener esta época.

Época pos-regla
Menos mal que llega un día en el que la regla desaparece y nuestras hembras vuelven a ser casi machos.

Dejan de sangrar y no morirse, así que ya se puede confiar en ellas. Los hijos son suficientemente mayores o están suficientemente lejos como para que dejen de incordiarles y sus maridos son suficientemente viejos como para que deje de tener interés maltratarlos todos los días.

Así que pasan a ser mujeres más o menos agradables y adorables, sobre todo cuando tienen el perfil "abuela" que es algo fantástico, te hacen huevos con patatas para cenar, sonríen, te dan besitos agradables y siempre están dispuestas a echar una mano o a preparar una rica cena. No se enfadan hagas lo que hagas y les hace gracia que le conviertas moscas en hormigas al quitarle las alas.

Junto con la época pre-regla es la mejor época de las hembras humanas.


Resumen:
Parece claro que el problema está en la regla y que ésta es la culpable de las mutaciones de las hembras. Una pena que cuando más monas son sean unas cabronas manipuladoras capaces de cualquier cosa por salirse con la suya.

Se han visto caso de hembras con regla que han llegado extremos del tipo de "se que se está acostando conmigo y con mi amiga pero aguanto porque la venganza será realmente cruel".

Es una pena que la regla las mute tanto, pero son tan monas y atractivas, huelen tan bien y tienen ese órgano calentito que las hace tan irresistibles por mucho que su hobby sea jodernos la vida.

13 comentarios:

  1. IncendioM3:11 p. m.

    Salvando los laismos, a mi parecer, innecesarios; comentar que la tendencia natural de las cosas es la femenina, es decir, que la variante "mutada" del especimen es el macho. Sobre el resto pondré algo este fin de semana que se avecina.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué malas son las mujeres! Por eso yo solo salgo con hombres.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:10 p. m.

    Interesante opini�n la que escribes sobre las mujeres, y no porque est� de acuerdo en nada de lo que dices, sino porque tras tus lineas se explica claramente por qu� las mujeres pasan de ti para irse con otro cualquiera, y evidentemente no por las razones que expones.

    Claro que tampoco se puede esperar una opini�n muy inteligente de alguien que parece no respetar ni a su madre. En realidad, a pesar de que t� te debes creer un erudito en la materia, alguien que lo lea objetivamente lo primero que piensa es que parece el t�pico comentario de un tio completamente acomplejado y lleno de rencor que no quiere asumir que las mujeres pasan de �l por razones obvias, y directamente le echan la culpa a la compleja psicolog�a femenina, que siento aclararte, es m�s sencilla de lo que parece. Si las tias pasan de ti, no es porque sean retorcidas, malas o vengativas. Lo m�s probable es que pasen de ti porque eres feo como el culo o porque eres m�s tonto de lo que se puede soportar. �Y eso que t� no tienes la regla!

    Te recomendar�a que te dedicases a las ni�as y a las viejas, pero como lo primero es delito, pues ya sabes lo que te toca...

    �Suerte!

    ResponderEliminar
  4. cinti-sun1:14 p. m.

    Buenos dias:
    En mi opinion, un hombre al que le gustaria una mujer que se asemeje mas a un hombre, tiene un problemilla que resolver.....y si ademas, el plan que ofrece es cazar moscas y correr y saltar, tiene otro problema mas grave.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Sin entrar a valorar las aspiraciones del autor del blog, me gustaría comentar un par de cosillas que creo son importantes:
    Hay evidentes diferencias, no sólo de aspecto, en los flujos de hormonas de un hombre y una mujer, que hace que nos comportemos de manera distinta ante las mismas situaciones. Me explico, el hombre, a pesar de la aparente evolución sigue siendo cazador y la mujer recolectora, la evolución tecnológica que debiera haber suprimido esas trazas de comportamiento va muy por delante de la evolución social y cultural. Al entrar en un bar, el varón buscará mayoritariamente un sitio en el que se encuentre resguardado y con buena visibilidad, mientras que la hembra se percatará de la posible competencia.
    El carácter recoletor de la mujer hace que piense a medio-largo plazo, si quereis, podemos llamarlas maquiavélicas, pero es que las judias cultivadas no se cazan.
    A mi parecer el gran error no es tratar de compreder a las mujeres, para muchos una pérdida de tiempo pues lo consideran imposible; sino tratar de hacer que piensen como "yo" o como nosotros, ni unos ni otros tenemos la razón, sólo una verdad condicionada a nuestros elementos de percepción.

    Entiendo que lo que tanto quema a mi congénere, la "amiga comunista", puede ser, en parte, porque durante la misma los caracteres femeninos se acentúan mucho más (flujo y reflujo de hormonas alocadas por caudales de sangre) y por tanto las diferencias entre unos y otros.
    Mi propuesta, es que tratemos de sacarle el jugo a esas diferencias, no creo que a ningún hetero le moleste que su pareja crea que las piernas del "otro" sean más bonitas que las propias.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:17 p. m.

    Jajajaja!!! Mira que eres tonto, chaval...
    A ver si aprendes mas de humildad y menos de hormonas, congeneres y antepasados, y te quedaran opiniones mas inteligentes y aceptables que con las que ahora pretendes impresionar e iluminarnos, cuando lo unico que destaca en tus monologos es una soberana pedanteria.

    ResponderEliminar
  7. Entiendo que el Marca es una de tus lecturas favoritas y por ende una de tus mayores limitaciones limitaciones. Pero ya que estamos, si desprecias los datos y ni siquiera sabes distinguir a un autor por su firma, entiendo que tienes algo más que aportar ¿no? (a parte de corregir un poco tu ortografía)
    Venga, no seas tímido...

    ResponderEliminar
  8. Como oí una vez en House, el sexo se mantiene por el placer que da, pero el perjuicio que provoca al cuerpo en cuanto a tensión arterial, desequilibrio hormonal y demás es inmenso...

    Con las mujeres creo que pasa lo mismo. Si no fuera por como dice el texto, y no tuvieran ese punto de irresistibles, habríamos pasado de ellas como de las moscas que nos molestan en verano.

    Quién lea más allá del texto de un blog y piense que el autor hace una descripción para el Natioanl Geographic es que tiene un problema muy muy serio.

    Y por muchas hormonas que tengamos o dejemos de tener, el cerebro no se comporta sólo por hormonas y entonces ahí si que entramos en la situación de si realmente su problema de comportamiento racional es realmente aguantable, por tema hormonal o no.

    ResponderEliminar
  9. Guerra de sexos??? hummm...
    Paso, no me interesa, es estupido, esteril y no llega a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  10. señor J10:31 p. m.

    Señor A, discrepo. Como mínimo lleva a grandes películas con estupendas actrices... Pienso en Las Hepburn (ambas, las dos) por ejemplo y...

    Salut i froça al canut!!

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Mantenemos los típicos comportamientos de las mujeres. Cuando no están de acuerdo con algo pasan a atacar a modo personal en lugar de argumentar en contra.

    Mucho me "enfado y no respiro" pero ni un solo argumento en contra de mi exposición.

    Así que entiendo que aunque yo personalmente haya levando vuestras iras estáis completamente de acuerdo con la exposición.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1:59 p. m.

    Dicen que el que se pica, ajos come... por algo será... una visión sesgada y vengativa, sin duda. Tiene tanta parte de verdad, como de mentira.

    ResponderEliminar