11 febrero 2009

Desaparición

Marta del Castillo desapareció el 24 del mes pasado de su casa en Sevilla y aunque posiblemente no consigamos encontrarla con la ayuda de nuestro modesto blog, sí os llamo a la concentración silenciosa que se realizará este viernes a las 19:00 en la Plaza del Ayuntamiento de Alcobendas para solicitar a las cuerpos del Estado que no abandonen a sus familiares y amigos a una desolación sin parangón ante la idea de no haber hecho todo lo posible. Aunque últimamente se haya hecho bastante eco del suceso, lo cierto es que las fuerzas de seguridad están dejando bastante de lado el caso y la pena que se apodera de la gente cercana a esta chica cada día es mayor. La mayor parte de nosotros nos hemos sentido sólos y sin apoyo en alguna ocasión, imaginad lo que debe estar pasando esta gente. Es una hora comedida a la que a nadie impedirá luego irse de copas y será un acto tranquilo y pacífico que seguro significa mucho para todos aquellos que la echan en falta.

5 comentarios:

  1. "Las Fuerzas de Seguridad están dejando bastante de lado el caso" Muy bien, menudo comentario más afortunado. Se demuestra que, sobre este tema, no tenias ni idea ya que al dia siguiente de la famosa concentración se produjeron las primeras detenciones. No se puede pretender que la Policia aireé todos los detalles de sus investigaciones.

    ResponderEliminar
  2. No se trata de airear el seguimiento de la investigación, pero de haber dado algo de celeridad a la búsqueda del cuerpo, tal vez ya lo hubieran encontrado. Desde luego no tengo los datos de que disponen los "cuerpos de seguridad", pero sí los que los familiares me han dado directamente,

    ResponderEliminar
  3. Claro, lo normal es tener en cuenta esos datos, como no están sometidos a su libre interpretación, son muy fiables. Es l´gico que no tengas ni idea de la investigacón policial, como tambien es normal que no tengas ni idea de la celeridad y los medios utilizados para la busqueda del cuerpo. Un cuerpo que mucha gente esperamos que encuentren, pero que no se merece ni más ni menos intensidad que cualquiera de los miles que todavía andan desaparecidos.

    ResponderEliminar
  4. A ver, intelecto de altas aspiraciones,cualquier cenutrio que no sea militar sabe que durante los primeros días es mucho más fácil encontrar a un desaparecido y, por qué no decirlo, también mucho más barato, en este caso especialmente dadas las circunstancias de la desaparición.

    ResponderEliminar
  5. Ante unos argumentos tan lógicos como los que estás dando, no me extaña que estes solo.

    ResponderEliminar